Conoce la razón de ser de las bibliotecas

Como ya hemos visto en otros posts, la biblioteca es un servicio. Es un servicio que tiene unas características muy particulares y también un objetivo determinado por las organizaciones que la sustentan. Una biblioteca es, entre otras cosas, una estrategia de marketing para las organizaciones que la sustentan. No hay que olvidar que las bibliotecas son una carta de presentación de las organizaciones que la sustentan.

Veamos cómo se expresa esta realidad en la práctica:

Toda organización se debe a una comunidad determinada. La biblioteca está dirigida a esa comunidad en particular. La oferta de información y promoción de la cultura es una invitación a la comunidad a visitar a la biblioteca. Cuando la gente realiza esta visita, conoce las instalaciones y valores de la organización que sostiene la biblioteca, lo que proporciona una imagen positiva de la misma que, a su vez estimula la compra de productos y/o servicios que ofrece.

Consideremos por una parte el ejemplo de las organizaciones gubernamentales. Este tipo de organización tiene la misión de fomentar el desarrollo cultural dentro de la población y, a su vez necesita fomentar su confianza y credibilidad en las instituciones del Estado. Una biblioteca pública es la mejor estrategia ya que tiene la misión de fomentar el desarrollo cultural y el hábito de la lectura. El fomento de estos valores estimula la confianza y credibilidad en las organizaciones del Estado. El Estado promueve una imagen positiva que le beneficia por medio del buen funcionamiento de las bibliotecas públicas.

Por otra parte, abordemos el caso de las universidades y otras instituciones educativas. La educación es otro valor moral importante dentro de la sociedad. Las universidades son instituciones educativas que, no sólo producen graduandos, sino que también participan en el mercado de conocimiento. Las bibliotecas universitarias tienen la misión, entre otras cosas, de procesar y poner a disposición de su público, el conocimiento que producen.

Cuando una biblioteca universitaria ofrece sus servicios al público externo a la institución que la sostiene, está dando una excusa a los estudiantes potenciales para conocer las instalaciones de la universidad y sus valores éticos y morales, es decir, para dar una buena impresión que estimule a esos estudiantes potenciales a inscribirse en alguno de los programas de formación que ofrece.

Esta es la importancia de mantener el edificio donde funciona la biblioteca en las mejores condiciones posibles.

close

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.